Diseño de jardines pequeños

En el diseño de jardines pequeños y terrazas también juegan un papel importante las herramientas del paisajismo. Muchas personas otorgan poca importancia a la explotación estética y funcional de este espacio por no poseer muchos metros cuadrados. Habilitar esta zona para el disfrute de todos solo es una cuestión de creatividad y profesionalidad.

La magia de los jardines pequeños

Además del predominio de los gustos personales, es fundamental determinar qué uso le vas a dar al espacio. Por ejemplo, si deseas un lugar de esparcimiento para relajarte en un espacio natural, recibir amigos o, por el contrario, deseas contar con un pequeño huerto o un lugar de juego para tus hijos. A partir de ahí, estudiamos una serie de elementos.

Fase de planificación

En esta fase estudiamos la forma física del espacio, la luz solar que recibe, la climatología, el entorno, etc. También observamos si será necesario proporcionarle una mayor intimidad, si hay edificios altos cerca. Asimismo, analizamos la existencia de estructuras que debamos o deseemos conservar.

Elección de estilo y diseño

Que un espacio sea reducido no implica que no se pueda jugar con los estilos establecidos o mezclarlos. Construir rocallas y terrazas con piedras, y combinar los colores de las plantas con un marcado estilo mediterráneo también es posible en espacios pequeños. Prestar una especial atención a los bordes es, tal vez, uno de los requisitos.

También es posible el estilo minimalista si se juega con texturas y adornos inertes. El feng shui y la xerojardinería basan en ellos su filosofía. Son estilos muy adecuados si deseas un ambiente vanguardista en el exterior.

¿Quieres darle una nueva imagen a tu jardín?👇

Establecer un punto focal alrededor del cual se desarrolle el jardín también es una buena idea. Ese punto focal puede ser una planta o una pequeña escultura. Tampoco puedes descartar el sonido del agua en algún rincón mediante la construcción de una pequeña fuente o, si el espacio lo permite, un pequeño estanque. Ambos suponen un elemento refrescante en lugares con climas más áridos que agradecerás en verano.

La mezcla de texturas como la piedra y la madera también es una herramienta adecuada para diseñar un espacio original.

El mobiliario adecuado

La elección de los elementos decorativos dependerá mucho del uso que vayas a hacer del jardín y de tus gustos personales. Si es para disfrutar del lugar y celebrar encuentros familiares o con amigos, es conveniente la configuración de un espacio de sombra a través de una pequeña pérgola o cenador.

Dinamismo y esparcimiento

Un jardín es la parte más dinámica de una casa. Cambia con las estaciones y supone un estímulo constante a nuestros sentidos. Experimenta con las plantas, con sus colores y aromas. Te ayudan a recuperar el equilibrio y te proporcionan paz. Un lugar, sin duda, para disfrutar. Si deseas ayuda para la construcción o el diseño de jardines pequeños, llámanos.

Sin comentarios

Añadir un comentario